Cuando ves la basura brillar.-

El final en borrador

Una vez aprendí a olvidar.

Siempre me dan ganas de repetir el mismo dialogo sorprendente, me hablas desde un barco con tu padre pescando y tu vomitando y yo te respondo cayendo de una torre con un paracaídas averiado. Nunca siento frío a  tu lado, hasta que la mañana nos  golpea en la cara y ya nadie puede mentir más, para ti no es tan fácil jugar a esto aunque te gusta, pero arrugas los ojos como queriendo despabilar pero el vino y el merkén… anoche aquí hubo una cena muy gourmet.

Seguro que estamos cansados de construir puentes dinamitados entre tú y yo amigo, y te exijo que si muero un día en tu cama, abajo o sobre ti, armes una hoguera con mis restos, será fácil considerando que te gusta el fuego, pero no tanto considerando el agua y el viento que llevo dentro.